Mostrando entradas con la etiqueta Siglo XVI. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Siglo XVI. Mostrar todas las entradas

25 noviembre 2010

Adan y Eva vuelven a las salas centrales del Prado

Publicado en El País
Ángeles García

Todos los grandes museos del mundo tienen un puñado de obras maestras ligadas a su nombre. El Prado, rico en joyas insuperables del arte antiguo, tiene en los retratos de Adán y Eva de Durero una de sus piezas señeras. Confinadas en el taller de restauración del Prado durante los dos últimos años para ser sometidas a una delicada intervención de restauración , las dos obras han vuelto hoy a las galerías centrales del museo con un aspecto similar al que les dio Alberto Durero, el artista más importante del Renacimiento alemán, en 1507. Las obras, que durante cuatro meses se mostrarán fuera de su emplazamiento habitual, se exhiben ahora en la planta baja junto a una pequeña sala presidida por el espectacular autorretrato de Durero, en la que se puede seguir el trabajo de restauración paso a paso.

Donde antes había grietas, agujeros, sucios barnices o polución, ahora se vuelven a mostrar dos figuras que representan el canon de belleza ideal según Durero. Los colores originales con reflejos plateaos, vuelven ahora a resplandecer como cuando fueron pintados.

Dos expertos mundiales en restauración de tablas, JosédelaFuente,del Museo del Prado,yGeorge Bisaca,delMetropolitan deNuevaYork, han recuperado los soportes estructurales de la obra. Ayer, en el Auditorio del museo, recordaban que en todo el mundo no hay más de diez especialistas en el oficio que ellos dominan y que el trabajo realizado ha sido especialmente complicado en el caso del retrato de Adán ya que la tabla había sido agujereada en varios puntos. Responsables también de la recuperación de la tablas de El descendimiento de la cruz, de Roger Van der Weyden o El Jardín de las Delicias de El Bosco, afirmaron que nunca se habían enfrentado a un trabajo tan complicado como el que representaban las piezas de Durero.

Mayte Dávila, restauradora del museo desde hace 35 años, contó que desde el siglo XVIII , las dos tablas habían sufrido terribles restauraciones consistentes en sucesivas capas de barnices y repintes. "Ver ahora los tonos ámbar de Eva o los plateados de Adán, suponen un momento de felicidad".

Gabriele Finaldi, director adjunto del museo, explicó que este trabajo ha sido posible por la colaboración entre el Prado, el Metropolitan de Nueva Yorky laFundaciónGetty. La restauración se planteó en 2004 en una reunión de expertos internacionales, aunque hasta 2.008, no comenzaron losa trabajos. El montaje de la presentación de las obras restauradas ha sido patrocinado por Iberdrola, entidad que ayer firmo en el museo un acuerdo de colaboración.

02 noviembre 2010

Jornadas Internacionales sobre violencia social, bandos y territorio

Publicado en el blog de las Jornadas

6 y 7 de noviembre, en Bellver de Cerdanya - Nyer
jornadesbandolerisme@gmail.com
El precio son 20€

El estudio de los conflictos territoriales y sociales no es posible hacerlo sin estudiar también su expresión más visible y contundente: la violencia. Ésta puede tomar múltiples formas y expresiones más o menos organizadas o más o menos cruentas. En cuanto a Catalunya, los historiadores la han tratado desde diversas vertientes aunque, todavía, sin haber hecho una puesta en común de los resultados obtenidos en los diversos ámbitos cronológicos, territoriales o sociales desde hace años.

Por este motivo, desde el proyecto de investigación “Instituciones y violencia en las sociedades de la Corona de Aragón” (*HAR 2010-21675) proponemos crear un punto de encuentro y reflexión sobre estos temas, incidiendo especialmente en los conflictos de bando y territorio que se han dado en nuestro país.

En esta primera convocatoria queremos plantear un estado de la cuestión sobre uno de los temas más revisados de nuestra historiografía: el bandolerismo de los siglos XVI y XVII. Proponemos tratarlo desde varios puntos de vista, compararlo con los de otras zonas y países y poder reflexionar sobre el marco interpretativo general.

Es por ello que hemos convocado a algunos de los máximos especialistas nacionales y extranjeros a fin de tratar este tema y hacer un llamamiento a todos los estudiosos de Catalunya a participar y presentar sus aportaciones y compartirlas también con el público general interesado en el tema.
El encuentro, de dos días, tendrá lugar los días 6 y 7 de noviembre y a fin de que éstos tengan un punto de recordatorio de la memoria histórica sobre el tema, tendrán dos sedes: la tierra originaria de los “cadells” (Bellver de Cerdanya) y el hogar de los “nyerros” (Nyer, Conflent).

05 junio 2010

Abierta después de dos siglos la cripta de los mariscales

Publicado en Diario de Navarra

Ayer, y se calcula que después de dos siglos, de nuevo la cripta de los mariscales hallada en San Pedro de La Rúa de Estella mostraba su interior. Cinco escalinatas de piedra conducían a una cámara de piedra de unos cinco metros cuadrados en la que a simple vista se apreciaban los restos de madera de los ataúdes -se podía ver el asidero de una caja- y algunos restos óseos.

La apertura de la tumba construida en la primera mitad del siglo XVI para los jefes de los ejércitos de Navarra -la mayoría bastardos reales- ennoblecidos después con el título del marquesado de Corella supone el primer paso de una investigación que podría prolongarse medio año.

La exhumación de la cripta en la que hay constancia de enterramientos durante un siglo rondará una semana. Un arqueólogo se ocupara de extraer los restos, un dibujante de registrar la cámara y un restaurador de analizar los hallazgos tanto humanos como materiales. Para realizar su labor, se ha colocado una plataforma flotante sobre el suelo que evitará dañar los enterramientos.

Pero esta labor se conjugará con la excavación de toda la iglesia, que se prolongará unos cuatro meses, a los que hay que añadir otro par más para redactar la memoria científica en la que se datará el descubrimiento y su valor. Se cree que la cripta sufrió modificaciones en el siglo XVIII cuando se decidió retirar el túmulo que la cubría para trasladar encima el altar mayor. Posiblemente fue entonces cuando se abrió por última vez. Ayer, además del equipo de trabajo de restauración del templo, también tuvieron el privilegio de redescubrir el interior el comité científico de la semana de estudios medievales junto al consejero de Cultura, Juan Ramón Corpas.

La imagen proviene de Noticias de Navarra

14 marzo 2010

El pícaro de Hurtado de Mendoza

Publicado en Diario de Sevilla
Manuel Muñoz Fossati

"No habrá que cambiar todos los libros de texto, sólo la pequeña parte de arriba de las páginas, esa donde pone que Lazarillo de Tormes es una obra anónima, para poner Diego Hurtado de Mendoza. Si es que se acepta mi tesis", dice entre risas, inusitadamente cristalinas a sus 84 años, Mercedes Agulló, reconocida paleógrafa residente en El Puerto de Santa María. Acaba de publicar el libro A vueltas con el autor del Lazarillo, en la Editorial Calambur, y en él sostiene haber encontrado una prueba bastante consistente para atribuir la autoría de esa novela capital de la literatura mundial al poeta, militar y diplomático granadino. "Ningún hallazgo es casualidad", dice Mercedes Agulló, repitiendo al periodista la primera frase de su libro. No quiere entrevistas en su casa ni fotos: "Compréndalo usted, es que estoy operada, fastidiada, francamente incómoda físicamente y no puedo atender como debería, y para mí es un poco complicado. Por teléfono les cuento lo que quieran, hasta mi vida, que es muy larga y entretenida [risas]. ¿Y fotos? ¡Mucho menos! Con lo monísima que yo era, y ahora... ¡qué va, qué va! [risas]". Así que no hubo manera.

Pero naturalmente accedió a hablar sobre la repercusión que ha tenido su trabajo: "Ha sido bastante sorprendente, porque de verdad que he trabajado cinco años en ello. Y quiero advertir que yo no soy una vocación tardía, tengo 80 ó 90 publicaciones. El libro sale ahora, pero yo tengo ya 84 años, terminé la carrera con 23, o sea que... de la quinta de Sagasta por lo menos...".

La paleógrafa (persona que practica la ciencia de la escritura y de los signos de documentos y libros antiguos, dice la RAE) no quiere quitarse méritos cuando se le pregunta por su descubrimiento: "No fue descubrimiento, como le digo, el libro se abre con una frase mía que dice 'ningún hallazgo es casualidad'. He estado trabajando siempre en inventarios de libros de la época, porque tengo una tesis... digamos bastante importante, sobre el comercio de libros y la imprenta en Madrid de los siglos XVI al XVIII , con cerca de 3.000 documentos inéditos, fíjese lo que yo habré podido leer". Por eso, el camino no fue fácil, sino más bien intrincado y difícil de explicar: "Buscando más cosas de ese estilo, encontré primero el inventario de libros de Juan de Valdés, abogado de los Reales Consejos, testamentario de Juan López de Velasco, que fue a su vez el encargado por Felipe II en 1573 de expurgar el primitivo Lazarillo, publicado en 1554 y prohibido poco después, para volver a sacarlo".

Dice Mercedes Agulló que no es "la primera paleógrafa de España y quinta de Alemania, pero soy buena y me lo leo todo". Y lo demostró rebuscando entre la impresionante colección de López de Velasco. "Allí me encuentro, un sinfín de documentos pertenecientes a Hurtado de Mendoza, recogidos en legajos, en serones, en arcas, y entre ellos dos líneas que hablan de 'un legajo de papeles de cuando se corrigieron la Propaladia y el Lazarillo".

Esas dos líneas impactaron a doña Mercedes: "Al encontrarme esto, yo me quedé con los ojos cuadrados, porque hasta ese momento nunca había aparecido nada que relacionara a don Diego con esa obra, aunque desde el primer momento se le había atribuido. Pero él, por el temor a la Inquisición y después a don Felipe, nunca había dicho nada, Y eso que algunos de sus amigos como Gracián y Zurita lo decían, era casi un convencimiento general. Luego el criterio cambió y filólogos, e historiadores de la literatura negaron la atribución, basándose en el estilo, cosa muy difícil porque todos los señores cultos de su época leían los mismos libros e incluso escribían sobre las mismas cosas".

La tesis de la paleógrafa no se sustenta sólo en lo que ella llama "ese hilito". "No es lo único que yo he encontrado, porque también he comprobado que don Diego fue comendador de La Magdalena, y justamente a los criados del comendador de La Magdalena son a los que recurre la pobre viuda madre de Lázaro para que le ayudasen a malvivir. En fin, van apareciendo muchas cosas, piense usted que son cinco años de trabajo".

De todas formas, Agulló no se atreve a afirmar que esta atribución vaya a ser la definitiva: "No, no, definitivo no hay nada, porque en investigación siempre hay que esperar lo último que se diga. Ahora, que tiene su importancia lo encontrado es evidente, eso es lo que yo mantengo". Las teorías han cambiado mucho: "Siempre se creyó que era don Diego el autor, en verdad, durante siglos. Lo que pasa es que luego se dijo que no, y se atribuyó indistintamente a Alfonso de Valdés, a Luis Vives, e incluso últimamente ha habido quien ha sostenido que el autor era el padre de Antonio Pérez el secretario de Felipe II, Gonzalo Pérez".

En Google Books, puedes encontrar (y bajar) una edición de 1595 o una edición parisina de 1520

En Gallica, la Biblioteca Digital Francesa podrás leer una de las primeras ediciones del Lazarillo en francés (1598)

Por cierto, he encontrado una edición de 1776 de otra obra de Hurtado de Mendoza, la Guerra de Granada que Felipe II hizo contra los moriscos, en cuya introducción ya se le atribuye el Lazarillo.

10 marzo 2010

"La armadura era más importante que la pintura en el siglo XVI"

Publicado en Hoyesarte
Enrique del Río

Álvaro Soler del Campo es conservador de la Real Armería de Patrimonio Nacional y comisario de la exposición El arte del poder. La Real Armería y el retrato de corte, que acaba de inaugurar el Museo del Prado, un original proyecto donde se establece una comparación entre los retratos de corte pintados por maestros como Tiziano, Rubens o Velázquez y las armaduras que sirvieron de modelo para los cuadros donde se ofrecía una imagen poderosa de los reyes de la Monarquía Hispánica.

¿Cómo nace la idea de exponer las armaduras originales junto a las pinturas en las que aparecen reflejadas?

La exposición nace de un proyecto entre Patrimonio Nacional, la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (SEACEX) y la National Gallery de Washington, pero, en principio, iba dirigido a tratar el tema de las armaduras y las pinturas en las colecciones españolas desde un punto de vista muy dirigido al público estadounidense. Entre otras cosas, la muestra tuvo allí una introducción histórica que aquí no tiene. Hacer este proyecto en el Prado, teniendo a la Real Armería tan cerca y en la misma ciudad, nos permitía juntar absolutamente todo lo que tiene relación, todos los puntos en común entre ambas artes. La conjunción de elementos que hay aquí, apoyado con piezas de otras colecciones que considerábamos importantes para apoyar el discurso, es única y no sé si algún día se podrá volver a repetir.

¿Ha existido algún proyecto similar antes de esta exposición?

Las armaduras y las pinturas han convivido en casos muy esporádicos. En muy contadas ocasiones. En cualquier caso, nunca se había realizado una monográfica de armaduras y pinturas que haya tratado dos colecciones con el mismo origen, porque hay que pensar que ambas estuvieron juntas durante 300 años y que se trata de volver a unir lo que un día se separó.

¿Qué valor añadido tiene que se pueda comparar la armadura real con su representación en la pintura?

En realidad, tiene dos valores, según se mire desde el punto de vista de las armaduras o de las pinturas. Empezamos a trabajar con la pintura, entre otras cosas, porque nos proporcionaba información sobre cosas que se habían perdido en las armaduras. Eso es muy importante: la pintura tiene un valor documental. Por otro lado, el hecho de que la armadura aparezca en la pintura, y esto es válido para las dos colecciones, ejemplifica la importancia que le daban los contemporáneos y las personas que las encargaban. Es decir, Carlos V en Mühlberg se representa con fidelidad a la armadura de Mühlberg, por lo tanto, ambos están conmemorando un hecho político, lo que da la medida del rango que tenían en su época como objetos conmemorativos ligados al aparato de propaganda de la monarquía.

Y respecto a la pintura…

Desde el punto de vista de la pintura, el hecho de poder identificar una armadura determinada que sabemos que participó en un hecho político concreto le está dando un nuevo valor al cuadro. Le concede una carga histórica añadida. También permite ver cómo trabajaban estos pintores, cómo Tiziano se enfrentaba a una armadura de la Colección Real, o cómo lo hacían Rubens, Velázquez… porque no todos los pintores lo hacían igual. Mostrar pinturas y armaduras en paralelo permite hacer reflexiones en paralelo y se enriquecen mutuamente.

¿Qué importancia tenía la armadura en la época?

En el siglo XVI, la importancia de la armadura era clarísimamente superior a la de la pintura; en pleno Renacimiento no hay ninguna duda. Existe una razón muy simple. Las armaduras son, al fin y al cabo, obras que ellos llevaban y que estaban decoradas de una forma muy determinada, que transmitían su poder, la historia de su familia y todos los modelos de la antigüedad clásica o del cristianismo a los que se querían parecer. Para ellos, la armadura estaba por encima de todo y llegaron a ser los objetos que mejor representaban el poder de la persona que la llevaba. Desde ese punto de vista, eran muchísimo más importantes que la obra de cualquier pintor.

¿Los pintores se llegaban a sentir intimidados al representar las armaduras en sus lienzos?

No. Creo que era mutuo el respeto entre armeros y pintores. Pintores como Alberto Durero o Giulio Romano trabajaron haciendo patrones decorativos para las armaduras de los Habsburgo, diseñan armaduras... Esta exposición se abre con uno de los escudos, un retrato de Carlos V, cuyo dibujo hizo Giulio Romano, así que un pintor está proporcionando el motivo decorativo de una armadura. Se tienen un respeto mutuo, lo que pasa que es mucho más costoso elaborar una armadura que pintar un lienzo.

Maximiliano I fue el primer monarca que se dio cuenta de que la armadura podía servir para algo más y ser utilizada como objeto de propaganda. ¿Cómo se llega de la nada a esa idea?

Maximiliano fue educado en la Corte de Borgoña y durante todo el siglo XV los torneos eran muy importantes en la vida diaria de la Corte. Esa mentalidad caballeresca heredada de la Edad Media alcanza su máximo apogeo en este momento, aunque, al mismo tiempo, empieza a morir. Toda esa mentalidad se traducía en estos juegos y él es educado en esa mentalidad. Sin embargo, también es el primero que se da cuenta de que, a diferencia de lo que ocurre con una armadura sin decorar, que aún así eran muy espectaculares, si, además, la decoras podías transmitir una serie de mensajes a tus contemporáneos. Maximiliano empieza a decorar sus armas poniendo el Toisón de Oro y añadiendo un águila en las superficies de sus cascos e, incluso, en las cabezas de sus caballos. A partir de ahí se da cuenta de que igual que soporta eso, una armadura también soporta motivos referentes a la antigüedad clásica y a la tradición cristiana que se refieren a los héroes de la antigüedad, de la Biblia, motivos que hablan de la virtud que ha de tener un gobernante: ser justo, de carácter templado… se dio cuenta, en definitiva, de que podía transmitir un mensaje con su armadura.

¿Fue la moda de la época?

Los temas que aparecen en las armaduras son, en realidad, similares a los que ahora lleva un chico que lleva una camiseta de Los Ramones y que se diferencia de otro que pone Flower Power, uno puede ser hippie, el otro heavy y para un contemporáneo esas lecturas son inmediatas. Eso es lo que ellos intentaban transmitir. Al mismo tiempo, hay una vinculación muy importante entre las armaduras y el vestido contemporáneo, todas esas fajas grabadas no hacen más que imitar los trajes de corte de tela. Es moda en acero. Están transmitiendo a la armadura todo lo que es la moda contemporánea. Aunque pueda sonar a chiste, es como si en la Pasarela Cibeles ves a una modelo con un traje de camuflaje, una cosa que empieza siendo militar y que es militar pasa a la alta costura, esto es igual, la armadura tiene exactamente la misma lectura.

¿Qué espera que cambie en la conciencia del espectador tras ver la exposición?

En Washington la reacción fue muy buena. Tuvimos 250.000 visitantes. Aquí, en Madrid, sería feliz si el público se lleva la idea de que las principales pinturas conmemorativas o representativas de lo que es la historia del arte europeo en el Renacimiento y vinculadas a la Monarquía Hispánica tienen detrás un objeto que en la realidad existe, no que existió, sino que existe. Tanto uno como otro remiten a unos hechos muy importantes en la historia de nuestro país y de Europa.

Madrid. El arte del poder. La Real Armería y el retrato de corte. Museo del Prado.

Del 9 de marzo al 23 de mayo de 2010.

Comisario: Álvaro Soler del Campo, conservador jefe de la Real Armería de Madrid (Patrimonio Nacional).

25 enero 2010

Música 'celestial' en el Archivo de la Catedral de Salamanca

Publicado en RTVCyL

En contadas ocasiones puede escucharse música interpretada directamente de cantorales medievales, pero quienes lo han hecho aseguran que es "música celestial".

El archivo catedralicio de Salamanca alberga en sus dependencias "76 cantorales de música gregoriana desde el siglo XIV en adelante, 13 libros de polifonía de entre el siglo XVI al XVIII, es decir de música a diferentes voces e impresos y 4.000 partituras de música original compuesta por los maestros de capilla, que datan del siglo XVII en adelante", que además se puede interpretar, según recuerda uno de los técnicos del centro, Raúl Vicente.

De hecho, señala que en fechas señaladas en la catedral y en otros espacios se han interpretado piezas originales que se conservan en el archivo, como por ejemplo durante la celebración de la Capitalidad Europea de la Cultura en 2002 o del 250 aniversario de la Plaza Mayor de Salamanca.

Vicente hace un poco de historia y detalla que "la Catedral de Salamanca fue uno de los principales focos musicales de la Península Ibérica, debido a la existencia de una cátedra de música en la vecina Universidad, y la posibilidad de que los maestros de capilla de la Catedral ocuparan sendos puestos al mismo tiempo, situación que se dio muy frecuentemente" por resultar una posición muy "atractiva" que querían ocupar maestros de capilla de otras catedrales como la de Santiago de Compostela.

La intensa actividad musical que aquí se desarrolló ha legado a la sociedad "uno de los más importantes archivos de música sacra de toda Europa", apunta.

Instrumentos musicales

A esta importante colección, Raúl Vicente explica que hay que sumar los instrumentos musicales, ya que el Archivo Catedralicio guarda uno de los más extraordinarios conjuntos de instrumentos aerófonos renacentistas, compuestos por orlos, chirimías y bombardas, un oboe y un bajón barrocos y 2 trompas del siglo XIX. Posteriormente, se han encontrado otros 3 instrumentos, muy deteriorados, y que están aún por estudiar, restaurar y catalogar. Se trata de un arpa, una trompa marina y un chirimía bajo.

En ninguna catedral, relata, "se conserva una colección como la que está en la catedral vieja, de hecho los instrumentos se restauraron en Cataluña en el Palau de la Música" y aunque algunos de ellos están expuestos en Ieronimus, en la exposición de las torres, otros están guardados en las instalaciones del archivo.

La documentación más antigua de Salamanca

Este centro custodia la documentación generada por la Catedral salmantina en el desarrollo de sus actividades a lo largo de la historia, para después difundir sus informaciones.

En la actualidad, añade, aparte de conservar su Antigua Biblioteca Capitular, con más de 3.500 volúmenes de los siglos XV al XVIII, el centro ha constituido una Biblioteca Moderna y Auxiliar del Archivo Capitular, que está tomando "una gran entidad, no sólo para los estudios teológicos y religiosos en general, sino para el conocimiento de la historia general, local y regional, la música antigua, las fuentes documentales y los archivos, el arte o el estudio de mentalidades".

Vicente destaca que la colección documental del archivo se inicia cronológicamente con dos escrituras de donación pertenecientes una al Cid de 1098 y la otra a su esposa doña Jimena de 1101, que acabaron en poder de la Catedral salmantina por mediación de Jerónimo de Perigueux, capellán del Cid y primer obispo de la Restauración de la diócesis, ya que según recuerda, cuando en 1102 pasó a ocupar la silla episcopal en Salamanca trajo consigo estas dos joyas documentales.

Además, relata que el archivo cuenta con numerosa documentación de época medieval como privilegios rodados, bulas pontificias y otros relacionados con la universidad. Por ejemplo explica que conservan una bula de Juan XXII que concede al maestre escuela de la catedral, para que sea el quien de los grados de la institución académica, de licenciado, de maestro y de autor.

06 diciembre 2009

El Valladolid del siglo XVI pide paso

Publicado en El Norte de Castilla
J.S.

El subsuelo de las inmediaciones de la iglesia de La Antigua, que en un futuro no demasiado lejano acogerá un estacionamiento con 336 plazas, no deja de escupir sorpresas arqueológicas. La última salió a relucir durante las catas que la empresa concesionaria del proyecto lleva mes y medio realizando en los actuales jardines. El Valladolid del siglo XVI volvió a pedir paso, esta vez en forma de una plataforma de cinco metros cuadrados de un «empedrado realizado con una mezcla de piedras y huesos similar a los hallados con anterioridad en las inmediaciones de Las Francesas», según señalaron ayer fuentes del Ayuntamiento.

El antiguo pavimento, cuya construcción datan los expertos en el siglo XVI, debía formar parte en su día del trazado de calles que conformaban la incipiente ciudad regada entonces en este área por las aguas del Esgueva. En su entorno fueron encontrados vestigios de antiguas construcciones de la época.

Cubiertas por una malla
Pocos vallisoletanos han podido contemplar las entrañas de los orígenes de la capital debido a la malla que cubre la verja, que protege las excavaciones más allá de los curiosos que hasta ayer optaron por asomarse por los huecos de la tela verde que aíslan los restos. Y ayer precisamente fue el último día que pudieron contemplarse los restos desenterrados después de que los operarios comenzaran a taparlos una vez documentados por los especialistas de las empresa Stratos.

Los arqueólogos tendrán que remitir ahora un informe definitivo que enviarán a la Comisión de Patrimonio de la Consejería de Cultura para que adopte una decisión definitiva sobre el futuro de los restos arqueológicos de La Antigua.

Bajo el césped que rodea el templo conviven no sólo construcciones del siglo XVI sino también restos de una casa romana de 1.700 años de antigüedad, desagües al antiguo cauce del río de la época medieval, una necrópolis y las bóvedas del siglo XIX bajo las cuales discurría el Esgueva. La mayoría de estos vestigios salieron a relucir durante las primeras catas realizadas en el 2006 y, desde entonces, la constructora y el propio Ayuntamiento siguen pendientes de la decisión final de Patrimonio sobre la viabilidad o no del aparcamiento.

Fuentes municipales indicaron que será en enero cuando se reúna la comisión para evaluar no sólo los hallazgos sino garantizar que la torre de La Antigua salga indemne de la construcción de un estacionamiento que contará con cuatro plantas y por cuyas 336 plazas ya se han interesado mil solicitantes.

Los antecedentes de la plaza de Portugalete, donde se hallaron restos de fábricas de encurtidos del siglo XIV o XV, apuntan a que los nuevos vestigios serán destruidos.

14 noviembre 2009

Hallan una necrópolis de los primeros años de la colonización canaria

Publicado en Europa Press

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo de Gran Canaria, a través de la Dirección General de Patrimonio Histórico, realiza trabajos de excavación arqueológica en el lugar conocido como Finca Clavijo, en el municipio de Santa María de Guía, al norte de la isla, después de que unas labores de acondicionamiento agrícola dejaran al descubierto restos humanos que, como se ha comprobado tras las primeras catas, forman parte de un conjunto cementerial organizado perteneciente a los primeros años de colonización de las islas.

Hasta el momento se han localizado siete fosas donde ha aparecido "una muestra dispar de la población", ya que se han encontrado "restos de individuos adultos de ambos sexos y niños" y no se descarta que el espacio de inhumaciones sea aún mayor, según explica el arqueólogo del Cabildo Javier Velasco, a través de un comunicado.

DE FORMA CASUAL

El hallazgo se produjo de manera casual mientras se instalaban canalizaciones destinadas al riego agrícola y la empresa encargada de estos trabajos avisó de inmediato a la Guardia Civil que, a su vez, alertó al servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo, que ha asumido el coste total de la excavación por un importe inicial de 15.000 euros. La empresa encargada de realizar estas labores de recuperación de los hallazgos es Tibicena Patrimonio y Arqueología.

Junto a la alta representatividad de los restos el Cabildo reseña la aparición de una medalla de temática religiosa y una moneda junto a uno de los restos que permiten fechar esta inhumación en las primeras décadas del siglo XVI, lo que sitúa este enterramiento en los primeros momentos de colonización efectiva de la isla por los europeos tras la conquista.

"Estamos ante un cementerio singular que no responde a los patrones habituales que tienen este tipo de espacios tras la incorporación de Gran Canaria a la Corona de Castilla", comenta el arqueólogo.

Velasco añade que la zona, próxima al casco histórico de Gáldar, sufrió una intensa ocupación prehispánica, hecho que se pone de manifiesto con la aparición de abundantes fragmentos de cerámica y piezas de obsidiana en las tierras utilizadas para los sucesivos rellenos agrícolas que se han practicado desde la colonización.

Adelantó que tras la recuperación de los restos se hará un amplio estudio para determinar el rango cronológico del recinto (mediante la datación a través del Carbono 14), así como pruebas bioantropológicas que ayuden a conocer datos como el sexo, la edad, las huellas del trabajo físico, alimentación o las enfermedades que padecieron estos hombres y mujeres durante sus vidas.

También se acometerá un intenso rastreo de la documentación generada durante los primeros años de la colonización europea para determinar si hay constancia escrita del lugar. Todos estos estudios arrojarán luz sobre la vida cotidiana y las relaciones sociales en la isla durante la época de referencia.

ARQUEOLOGÍA PREVENTIVA

Javier Velasco indicó que este tipo de intervenciones pone de manifiesto la importancia de contar con instrumentos como la Carta de Riesgo Arqueológico que no sólo facilitan el trabajo a las instituciones y empresas que acometen obras en lugares con alta potencialidad de albergar vestigios del pasado, sino que ayuda a poner en práctica la Arqueología Preventiva, que preconiza la actuación previa en los yacimientos para conservarlos y preservarlos antes de que cualquier tipo de alteración del medio provoque su destrucción.

En este sentido, destaca el técnico de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo de Gran Canaria, señaló el comportamiento responsable de la empresa Tragsa (responsable de los trabajos de acondicionamiento agrícola de la Finca Clavijo), que alertó del hallazgo de manera inmediata y ha posibilitado que los estudiosos puedan aportar más datos que ayuden a profundizar en el conocimiento de la historia de Gran Canaria.

10 noviembre 2009

San Esteban de Gormaz.- Descubren tres tumbas del XVI durante la excavación arqueológica en San Miguel

Publicado en El Heraldo de Soria
N. Zaragoza

Los trabajos arqueológicos desarrollados en la iglesia de San Miguel, en San Esteban de Gormaz, han revelado enterramientos en la cabecera de la nave, en la zona más inmediata al altar.

Según confirmaron ayer fuentes del proyecto Soria Románica que asume la investigación en la iglesia sanestebeña, se trata de tres tumbas datadas en el siglo XVI y que previsiblemente corresponden a “sacerdotes, clérigos o personas de especial relevancia para la Iglesia, dada la orientación y colocación de las mismas”.

El hallazgo se ha producido durante la excavación arqueológica que se desarrolla desde hace aproximadamente un mes en el edificio con el objeto de localizar la tribuna del templo adivinada durante los últimos trabajos en la iglesia y de la que, por ahora, “no se han encontrado las evidencias que se buscaban”. Desde Soria Románica confirmaron ayer que “se observan claramente tres tumbas”, si bien aventuraron que previsiblemente hay más, hasta cinco, ya que “ha habido reformas posteriores en el edificio que han tapado partes con hormigón y hay que retirar esas zonas donde presumiblemente aparecerán nuevos restos de enterramientos”.

A pesar de que el descubrimiento ha despertado la expectación en la zona, lo cierto es que desde Soria Románica restan relevancia al hallazgo e insisten en que “es muy común que aparezcan tumbas en las iglesias del siglo XV y XVI ya que entonces era normal utilizar los templos como zonas de enterramientos [como si se tratara de cementerios]. Así apareció en Alcozar, y en otras muchas iglesias de ese momento”, apuntan.

No obstante, reconocen que existe una peculiaridad en las sepulturas localizadas en San Miguel que radica en la orientación de las mismas: “Este hallazgo no aporta nada nuevo porque es una costumbre desde el siglo XV pero efectivamente estas tumbas tienen una disposición diferente que hace suponer que era gente relacionada con la Iglesia, gente que contaba con algún privilegio dentro del clero”. Esta singularidad radica, añaden, en que “las tumbas se localizan en la zona del altar, en una zona de privilegio dentro de la iglesia, y además están mirando a los feligreses, algo que no era lo normal”.

A pesar de este hallazgo, desde Soria Románica insisten en que la localización no supone ningún extra en el trabajo y anuncian que seguirán trabajando para localizar lo que se está buscando, la tribuna del templo. Añaden en este sentido que “se va a excavar la iglesia y también la zona de la galería y, después, se documentará todo b bien”, concluyen.

17 octubre 2009

Con ustedes, la fuente de Siete Caños

Publicado en El País
Rafael Fraguas

De los miles de usuarios del Metro que cruzan a diario por la estación de Ópera, muy pocos saben que bajo sus pies duerme un sueño de siglos la fuente de los Caños del Peral. La monumental fontana fue ideada en 1565 por Juan Bautista de Toledo, discípulo de Miguel Ángel en el Vaticano y primer arquitecto del monasterio de San Lorenzo de El Escorial, por encargo de Felipe II. Buena parte de sus muros, con su base almohadillada a la manera renacentista, se encuentra indemne a diez metros de profundidad bajo la plaza de Isabel II, donde la ampliación de la populosa estación de Ópera van descubriendo la monumentalidad de sus dimensiones, semiocultas entre escombros desde hace siglo y medio: 34 metros de longitud por tres de altura tiene la fuente, de los cuales es visible ahora una tercera parte, aproximadamente; siete caños con sus piletas tuvo y, poco a poco, va aflorando cada uno de ellos gracias al trabajo de un equipo de arqueólogos, dirigido por Eduardo Penedo y Juan Sanguino. Por encomienda de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno regional y de la dirección de Metro, laboran desde septiembre de 2008 para ver qué márgenes de actuación se permite a las obras, tras averiguar cuánto se conserva de todo lo que en su subsuelo convergía: la muralla cristiana medieval erigida a la vera de la árabe del siglo IX, con torreones defensivos como el de Alzapierna; vestigios del llamado Huerto de la Priora, asociado al jardín de Leonor Plantagenet, esposa del rey medieval Alfonso VIII; los cimientos del teatro de los Caños del Peral; más un complejo sistema hidráulico -quizás el acueducto de Amaniel- que surtía al Palacio Real y que confirma el legendario lema "Madrid, sobre aguas edificada".

Por vez primera, ayer pudo fotografiarse el entramado de sillares y conducciones de agua que alimentaban la fontana, de la que existían noticias desde el siglo XV, que fue reedificada en 1625 y remozada en el siglo XVIII para permanecer en funcionamiento hasta 1809 en que quedó sepultada por tierras echadizas para, años después, erigirse sobre su mismo solar el Teatro Real.

¿Qué va a pasar con todos estos restos? "Nada, mientras no se documente plenamente el volumen y la importancia de lo hallado", dicen fuentes de la Dirección General de Patrimonio.

Pero los arqueólogos prosiguen su tarea. Ahora comienzan otra excavación, bajo el flanco sur del Teatro Real, para averiguar si quedan aún restos de la muralla cristiana. Crece la posibilidad de que todos los restos sean allí mismo musealizados.

20 mayo 2009

Un libro reconstruye el hallazgo y el posterior estudio del plano completo de la planta de la Catedral de Sevilla


Publicado en Ecodiario

La historiadora de la Universidad de Cantabria Begoña Alonso y el maestro mayor de la Catedral de Sevilla y arquitecto, Alfonso Jiménez, han publicado un libro en el que reconstruye, el hallazgo y el posterior estudio del plano completo de la planta de la Catedral de Sevilla, encontrado el pasado año por la historiadora de la UC en el convento de Bidaurreta, en la localidad guipuzcoana de Oñate.

En rueda de prensa, al presentar hoy el libro, su descubridora explicó que se trata de "un tesoro" y el maestro mayor de la Catedral de Sevilla consideró que es "un milagro absoluto", dado el excelente grado de conservación del documento y su carácter único.

Según dicen, es el dibujo más antiguo que existe de la planta de este edificio monumental y "no tiene comparación con nada", ya que tras las investigaciones realizadas han constatado que existen "como mucho unos diez planos de planta en 1.500 años de historia --romanos, visigodos, musulmanes, medievales--", de los cuales, "algunos son dibujos muy malos".

"Como éste no hay ninguno, por la conservación y el grado de detalle", explicó el arquitecto, quien agregó que en Europa, sólo la catedral de Milán cuenta con un plano en planta de esta época --de alzado son más habituales-- y "es un dibujo bastante malo".

Al descubrirlo, Alonso y Jiménez ya supieron que estaban ante algo grande y, casi un año después, presentan un libro en el que reconstruyen su hallazgo y el trabajo realizado para contextualizarlo. 'La traça de la iglesia de Sevilla', editado por el Cabildo Metropolitano de la ciudad andaluza, explica la investigación sistemática que han realizado ambos, el arquitecto revisando toda la documentación que existe sobre la catedral y la historiadora siguiendo los pasos de los arquitectos tardogóticos, su especialidad.

Fruto de ese trabajo, "analizando la traza y a los maestros que trabajaron en la construcción de este templo" han podido "despejar varias incógnitas", tal como comentó Begoña Alonso.

El plano está dibujado sobre papel italiano hecho entre los años 1430 y 1500, y el trazado arquitectónico es anterior a 1496. "No se trata de un plano original, porque lo normal es que los originales se hicieran sobre pergamino y no sobre papel, que es menos resistente, pero sí podemos decir que la información que contiene es del comienzo, de cuando la catedral se estaba construyendo", aseguró Alfonso Jiménez.

Según el arquitecto, se trata de una "copia de seguridad". "Por precaución, en la obra de esta catedral tenían técnicos de más por si pasaba algo y se quedaban, por ejemplo, sin un aparejador que supiera cómo seguía la construcción. Es lógico pensar que también tuvieran esa prudencia con los planos y además sabemos que hubo más copias posteriores", apuntó.

CAMBIOS EN LA OBRA

Este 'back-up' medieval refleja el primer diseño del templo, un diseño en el cual, al igual que se ha visto en planos posteriores como el que se conserva en la Galería de los Uffizi, en Florencia, "la Giralda estaba condenada a muerte". "No se contemplaba en el dibujo, con lo cual deducimos que planeaban tirarla, aunque luego fuera indultada", dijo Jiménez, antiguo profesor de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la capital hispalense.

Otros detalles que analizan los autores en el libro son los letreros que acompañan a la traza de pilares y capillas, unas líneas manuscritas que plasman todas las medidas necesarias para construir la catedral "y las que se refieren a la planta son exactas".

También hay letreros que indican las alturas, pero sobre esto se improvisó. En palabras de Jiménez, "con la planta no tuvieron problema, pero a medida que fueron levantando el templo debieron ver la dificultad de seguir ganando altura y recortaron la idea inicial", apunta Jiménez.

El arquitecto cree que la razón de este cambio de planes podría ser el arduo trabajo que suponía llevar a Sevilla los materiales necesarios para construir una catedral: no tanto la madera, que se bajaba sin grandes dificultades por el Guadalquivir, como la piedra, que debía remontar el río a lo largo de cientos de kilómetros desde las canteras de Cádiz.

Otra de las preguntas que planteaba esta historia era por qué se conservaba un plano de la catedral de Sevilla en un convento vasco. Begoña Alonso ha unido los hilos de la historia y la clave está en Juan López de Lazarraga, que trabajó en el templo hispalense en 1499 y que fue el promotor de la obra de Bidaurreta.

No es la primera vez que Begoña Alonso y Alfonso Jiménez trabajaban codo con codo para estudiar la arquitectura medieval, ni se acabará aquí su labor de análisis de la traza de Sevilla, ya que consideran que el plano todavía puede dar mucho de sí.

En el camino recorrido hasta ahora, los investigadores han contado con el apoyo de muchas personas e instituciones a las que agradecen el respaldo, entre ellas la Universidad de Cantabria y su vicerrectorado de Investigación y Transferencia del Conocimiento, encabezado por José Carlos Gómez Sal.

Puedes leer la noticia del hallazgo en El País
He encotrado la imagen en The Loft

17 mayo 2009

Telde: El sondeo arqueológico en la antigua fuente de San Francisco excavará hasta tres metros para descubrir el graderío primitivo

Publicado en Teldeactualidad

El Ayuntamiento de Telde está a punto de saldar una deuda histórica con San Francisco. En breve arrancarán los trabajos para la rehabilitación de la fuente que durante siglos estuvo en el Callejón de la Fuente. Aguas de Telde colaborará aportando 25.000 euros y parte de la mano de obra. El resto del coste del proyecto, que asciende a 61.212 euros, lo pondrá la Corporación local. La restauración incluye excavar hasta 3 metros de profundidad para descubrir también el graderío que estaba frente a la estructura.

Las primeras referencias que se tienen de esta fuente datan del 1500, según datos obtenidos por el historiador Juan Ismael Santana, y estuvo en uso hasta 1871, cuando cesó el flujo del agua. Ya en el siglo XX, en 1949, se colocó un pilar público, con 3 grifos, pero todo está hoy abandonado, según Canarias7.

04 enero 2009

Patrimonio inicia el proyecto para la recuperación de las pinturas de la iglesia de Moru

Publicado en El Comercio Digital
Juan García

La Dirección General de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias ha destinado 12.000 euros de inversión para el estudio sobre el estado de conservación de las pinturas murales de la iglesia riosellana de San Salvador de Moru, ubicada en el núcleo rural de Nocéu. El trabajo le ha sido encomendado a la experta restauradora Natalia Díaz Ordóñez que este mismo mes iniciará su análisis. El objetivo pasa por establecer el origen de los frescos y definir las causas exactas de su deterioro para que, una vez completado el diagnóstico, puedan marcarse las pautas y el método de trabajo a seguir para su futura restauración. Teniendo en cuenta que buena parte de la techumbre del templo llevaba más de siete décadas derruida y que el edificio presenta un estado absoluto de ruina, las patologías a las que deberán enfrentarse los expertos restauradores son muchas. Antes habrá que rehabilitar los muros y tejados de la iglesia.

Las pinturas murales de la iglesia de San Salvador de Moru están basadas en motivos sacros. En ellas, que se vea, están representados dos Ángeles Custodios y un Pantocrátor (Dios Padre). Su datación aún no está clara, pero teniendo en cuenta que se trata de una iglesia románica del siglo XIII, los frescos podrían pertenecer a los siglos XVI o XVII. Es más, según los expertos, podríamos estar ante las pinturas más importantes de su época en el Principado de Asturias. El estudio que dirigirá Natalia Díaz Ordóñez revelará datos fidedignos sobre su verdadera importancia.

Con esta subvención, el Principado da respuesta a una reivindicación vecinal planteada por los pueblos de la parroquia de Moru en los últimos años. Una demanda que encontró a su primer valedor en la figura del hasta hace poco director general de Promoción Cultural, José Adolfo Rodríguez Asensio. Él fue quien impulsó este primer estudio, aprobado ahora por su sucesor en el cargo, José Luis Vega Álvarez. Con este último se reunirán los representantes de la Asociación Cultural Iglesia de Moru el próximo viernes 16 de enero «para hablar sobre las pinturas y sobre el templo, pero sobre todo para conocer su disposición a la futura rehabilitación del edificio», aseguró Daniel Fernández Malvárez, presidente del colectivo. «Es necesario y urgente algún trabajo de contención para evitar que los muros que aún están de pie se vengan a bajo», añadió Malvárez.

Este joven colectivo vecinal ha dado un paso de gigante en la búsqueda de soluciones a sus reivindicaciones. Ahora sólo espera seguir avanzando en el 2009. Actualmente son más de un centenar las personas que forman parte de la asociación, «entre parroquianos residentes y veraneantes habituales». «Estamos abiertos a todo tipo de incorporaciones que con su ánimo y aliento quieran echarnos una mano», añadió el presidente.

La iglesia parroquial de San Salvador de Moru es uno de los escasos templos asturianos que continúan derruidos desde la contienda civil española. Fue incendiado poco después del inicio de la guerra, en el mismo verano del 36 y desde entonces continúa abandonado. Ha cumplido 72 años de continuo deterioro, pero los actuales parroquianos confían en sacarlo definitivamente del ostracismo. Para mantener viva esa llama reivindicativa, recientemente acogió un doble bautismo. Dos jóvenes matrimonios, uno de ellos residente en el concejo y el otro con raíces en la parroquia, quisieron arropar a sus pequeños retoños en las desvencijadas paredes de este templo. Además, y a pesar de su penuria arquitectónica, anualmente acoge las celebraciones patronales, cada vez más numerosas.

Noticia completa en El Comercio Digital

10 noviembre 2008

Granada: Las obras de Alhóndiga afloran el que fue matadero de la ciudad en el siglo XVI

Publicado en Ideal
Juan Enrique Gómez

Todo el mundo lo sabía. Abrir el pavimento de calles en el centro de la ciudad supone encontrar restos arqueológicos. Ha ocurrido en las obras que se llevan a cabo en la calle Alhóndiga. Las máquinas excavadoras hacían aflorar los restos de lo que podría ser el primer matadero de la época cristiana de la capital granadina, que los historiadores habían señalado que podría encontrarse en la que ahora se conoce como plaza de Campo Verde, un deducción bastante lógica si se tiene en cuenta que la plaza, hace unas décadas, se conocía en la ciudad como la plaza del matadero.

Los restos arqueológicos se localizaron el viernes cuando los operarios de las obras de remodelación de la calle comenzaron a levantar el pavimento de la plaza de Campo Verde. Lo hicieron por el interior de la plaza en lugar de continuar la apertura de las aceras, como se ha hecho en el resto de la calle, ya que los coches de la Policía Autonómica, que tiene su sede en esta plaza, no habían sido retirados de su aparcamiento habitual. Los primeros sondeos dieron como resultado la presencia de una serie de pavimentos de tierra y una canalización que podría tratarse de una acequia, posiblemente la denominada acequia del Santo Espíritu, que parte desde el Darro, pero además afloraban restos de lo que podría ser una construcción de los principios de la presencia cristiana en la ciudad, es decir poco después del año 1500. La teoría indica que tiene todas las papeletas para que se trate del primer matadero de la época cristiana.

El primero
El matadero funcionó desde los inicios del siglo XVI hasta mediados del siglo XIX, cuando la mayor presencia de edificios alrededor de esta zona obligó a cambiarlo de lugar para evitar malos olores y problemas de enfermedades. Fue entonces cuando se trasladó a lo que después se llamó la lonja, en la zona del Violón, donde sus restos han estado situados hasta que se retiraron para la construcción del aparcamiento, una estructura de columnas que soportaban un tejado inclinado con un pilar en el interior.

El espacio donde han aflorado los restos arqueológicos de Alhóndiga han sido vallados y tapados a la vista de los viandantes, e incluso ese espacio se ha segregado de lo que es la obra general de la calle. Ahora se acometen los trabajos de catalogación, mediciones y primeras investigaciones sobre los restos encontrados.

La Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía será quien tenga la última palabra sobre qué hay que hacer con ellos, si se catalogan, estudian y después se tapan, o tienen que ser retirados o incluso mantenido en su lugar pero a la vista, lo que supondría modificar el proyecto existente de remodelación de la plaza, incluido en los trabajos que se realizan en toda la calle, desde Trinidad a Recogidas.

Los comerciantes y vecinos de la zona, al igual que los responsables municipales temían que el descubrimiento de restos arqueológicos pudiesen llevar a la paralización de las obras, pero el lugar donde se han encontrado no está en la vía principal, en lo que ahora es calzada o acera, sino que está en el interior de la plaza. Esta circunstancia favorece que las obras puedan continuar si dejan de lado este espacio arqueológico. Lo que sí provocarán es el retraso en la finalización completa de la obra, aunque el paso de ciudadanos y la terminación de los pavimentos, no tiene por qué alterase en sus plazos.

Coches policiales
Por otra parte, los responsables de la Policía Autonómica, que se negaban a retirar los coches policiales de sus aparcamientos en la plaza de Campo Verde, ya han llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento y han retirado sus vehículos, por lo que las excavadoras ya han acometido la retirada del viejo pavimento y a realizar las primeras zanjas.

Noticia completa en Ideal

14 octubre 2008

Amadis de Gaula (1508): Quinientos años de libros de caballerías

Leído en la web de la Biblioteca Nacional

Exposición organizada por la Biblioteca Nacional de España y la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales. El comisario de la muestra es José Manuel Lucía Megías, profesor de Filología Románica de la Universidad Complutense de Madrid y Coordinador Académico del Centro de Estudios Cervantinos.

Amadís de Gaula, 1508: quinientos años de libros de caballerías quiere ser un homenaje a uno de los géneros más europeos que ha dado España, al tiempo que permita comprender cómo fue posible que se llegaran a escribir más de ochenta obras diferentes, y que su éxito comenzara a finales del siglo XV y se mantuviera hasta las primeras décadas del siglo XVII, más allá del Quijote.

El 30 de octubre de 1508 se terminaron de imprimir en Zaragoza Los cuatro libros de Amadís de Gaula, refundidos por Garci Rodríguez de Montalvo. El primer texto completo conservado de uno de los libros más influyentes durante los Siglos de Oro, dado que su éxito dio comienzo al género literario y editorial más celebrado de su época: el de los libros de caballerías.

Garci Rodríguez de Montalvo murió hacia 1505. Regidor de Medina del Campo y muy vinculado a Isabel la Católica, terminó, seguramente, de reescribir su Amadís entre 1495 y 1497, a partir de un texto caballeresco que había gozado de un enorme éxito desde principios del siglo XIV: el Amadís de Gaula medieval, introduciendo un cuarto libro y una continuación: las Sergas de Esplandián. El Amadís de Montalvo debió publicarse a finales del siglo XV, pero de esta primera edición no hemos conservado ningún ejemplar.

Noticia completa en la Biblioteca Nacional
Más información en la web de la Sociedad Española de Conmemoraciones Culturales

25 febrero 2008

La Gomera: El buen estado del litoral permite la localización de más de 20 concheros

Publicado en La Opinión de Tenerife

El "excelente" mantenimiento del litoral gomero, según una nota de prensa del Cabildo de La Gomera, ha permitido localizar más de 20 concheros en la Isla, a criterio de los técnicos que desde la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo de La Gomera, en colaboración con la Universidad de La Laguna, han llevado a cabo un estudio superficial de los concheros arqueológicos repartidos por toda la geografía insular.

"A diferencias de otras Islas en las que la autoconstrucción o la explotación turística ha mermado los yacimientos, La Gomera conserva en muy buen estado un número importante de concheros que nos permiten saber más sobre los antiguos pobladores", aseguraron los técnicos. Precisaron que la labor que se lleva a cabo se concreta en un estudio superficial o inventariado de la primera capa de los concheros insulares, y expresan su confianza en que en un futuro sea posible ampliar la tarea con excavaciones que permitan proteger el legado de forma integral.

Aluden a la necesidad de actuar con urgencia en yacimientos afectados por la presión humana. Así, señalan que uno de los lugares en los que más urge el trabajo es Puntallana, donde acuden cada año miles de romeros a venerar a la imagen de la patrona, que también se encuentra en el mismo sitio. El estudio del Cabildo se refiere también a dos concheros excavados y datados en el siglo XV y XVI en Arguamul.

"En la Isla se han hecho ya varios estudios, pero ninguno de carácter insular como el que ha propiciado la Corporación insular en una clara apuesta por la investigación", aseguró Juan Carlos Hernández Marrero, arqueólogo de la corporación insular. El trabajo que desarrolla la Unidad de Patrimonio Histórico comenzó con una serie de entrevistas para recabar la experiencia de las mayores, para luego sentar las base de interpretación de la información que ofrecen los concheros.


Noticia en La Opinión de Tenerife

12 noviembre 2007

Alcalá de Henares: Los tesoros escondidos del Museo de Las Juanas

Publicado en ABC
Mabel Amado

Hace poco más de un año reabría sus puertas la iglesia de San Juan de la Penitencia, más conocida como convento de Las Juanas, en Alcalá de Henares. Tras una laboriosa rehabilitación en la que fue necesaria reponer su cúpula, ahora ha concluido la recuperación de su importante patrimonio artístico.

Recientemente, Arsenio Lope Huerta, presidente de la Asociación para la Recuperación del Convento e Iglesia de las Clarisas, y Rafael Spottorno, director de la Fundación Caja Madrid, hicieron los honores e inauguraron el Museo. Se trata de un nuevo espacio cultural que acoge tesoros artísticos nunca antes expuestos al público. No en vano, las piezas estuvieron custodiadas durante siglos en la clausura del convento.
Báculo Nazarí

Aunque todavía no se han formalizado las visitas guiadas a este Museo, las bellas piezas ya se alojan en el lugar que por importancia histórica y calidad artística les corresponde. Es el caso del Báculo Nazarí, también conocido como Bastón del Cardenal Cisneros. Como recoge en la memoria Ángel Pérez López, redactor del programa museológico, fue propiedad de un monarca o alto dignatario de la Corte de Granada de la segunda mitad del siglo XIV o principios del XV.

También podemos admirar un cáliz limosnero de plata donado por Felipe II a la congregación religiosa, realizado por el platero alcalaíno Juan Rodríguez de Babia.

En otra repisa se sitúa una Custodia de Sol, también de plata y del siglo XVII, que por su tipología podría haber sido realizada en un obrador de Alcalá.
Y en una delicada hornacina renacentista se ha colocado una escultura del Niño Jesús Peregrino, de finales del XVII. Además, bajo esta pieza, se pueden admirar varios restos encontrados en la excavación arqueológica.

En este recorrido, la vista también se detiene en un acetre, en forma de caldero, utilizado en las iglesias para llevar agua bendita. En el caso de la pieza que nos ocupa, fue realizada en 1546 en un importante taller del Virreinato de Nueva España (México). También en plata sobredorada, y junto al acetre, se sitúa un bello hostiario realizado en un taller alcalaíno entre los años 1605 y 1615.

Además de una lámpara votiva de Sagrario y de una arqueta filipina de la escuela Nan-Bam (siglo XVI), este recoleto museo expone documentos históricos de gran relevancia. Es el caso de Las Constituciones -redactadas en 1508 por el Cardenal Cisneros a favor de la madre y hermanas del monasterio de San Juan de la Penitencia-, una de las cinco copias de su testamento -del 14 de abril de 1512- y los Codicilos.
Pero las joyas artísticas no sólo se encuentran en el Museo, situado en la antigua sacristía de la iglesia. También en el propio templo se han recuperado diversos lienzos de los siglos XVII y XVIII, entre ellos uno de los mejores cuadros religiosos que se exhiben en Alcalá de Henares: una Inmaculada Concepción de José Antolínez. Está situado en el altar de la capilla y casi parece imponerse al resto de los lienzos repartidos por sus seis pequeñas capillas: San Diego de Alcalá, San Bernardo ante la Virgen con el Niño, Impresión de las llagas a San Francisco, Sagrada Familia con San Juan y San José con el Niño..

Noticia completa en ABC

07 noviembre 2007

Puertollano: Un estudio arqueológico analiza la medieval Casa de la Inquisición

Publicado en Lanza Digital
Ramón Garrido

Al mismo tiempo que se está realizando un estudio arqueológico, dirigido por el arqueólogo Juan Carlos Rodríguez, la antigua “Casa de la Inquisición” situada en Argamasilla de Calatrava, está siendo rehabilitada a través de un plan de empleo, financiado por el Sepecam y los Fondos Sociales Europeos. En estos momentos, se están formando en albañilería ocho trabajadoras en una primera fase que durará seis meses, si bien Rodríguez puntualiza que “serán necesarias otras dos fases más, de otros seis meses cada una”.

Historia y estudio
Por la antigua Casa de la Inquisición han pasado, distintas generaciones de inquilinos, hasta que a partir de mediados del siglo XX quedó ya sin ocupación. El Ayuntamiento de Argamasilla entre 1997 y 1999, lo adquirió como bien cultural, además la fachada, pese al paso del tiempo y a las inclemencias diversas y otras circunstancias, conserva ese aire Barroco y Neoclásico que ahora se pretende recuperar.

En la fachada podemos observar una arquitectura rica, del Barroco tardío y sobre todo a la época del Neoclasicismo; finales del siglo XVII y mitad del siglo XVIII. Presenta dos pilastras, aunque sólo se aprecia con claridad una de ellas, la de la izquierda, la otra será restaurada. También se observa un balcón en madera torneada. Encima del portón existe un escudo heráldico, con el emblema “IHS”, que indica que perteneció a la Iglesia al ser éste el anagrama de Jesús, más cercano quizás a la Compañía de Jesús. Debajo del anagrama existen 3 azucenas que indican que pueden pertenecer a una orden mariana, por tanto, se suele relacionar con los Dominicos y éstos son asociados normalmente a la Inquisición. Se supone que el escudo se ha retocado a lo largo del paso del tiempo y que la cruz bizantina, la espada, la hoja de olivo y la pluma de escribano, a ambos lados fueron quitadas para encubrir, ante el pueblo llano, la condición de inquisidores o familiares de miembros de la Inquisición, que en el siglo XVIII con el reinado de Carlos III, fueran considerados pertenecientes a una orden maldita, como afirma Juan Carlos Rodríguez. Cabe destacar que en una época anterior al reinado de Carlos III, los miembros o familiares de la Inquisición estaban libres de amenazas y poseían salvoconducto ante cualquier investigación, tenían, por tanto, un buen trato de favor. El llevar un yelmo en la parte superior, nos indica que perteneció a civiles, es decir, a hidalgos viejos.

Edificio
Se trata de un edificio medieval, y nos informa el arqueólogo responsable, que en su origen perteneció a un asentamiento musulmán de entre los siglos X y XI aproximadamente. Posteriormente se asentó la Orden de Calatrava y ha sido modificado con el tiempo y sufriendo numerosas rectificaciones en su parte noble. El edificio ocupaba unas cuatro manzanas, lo que no quiere decir que vivieran en él muchas personas, pues ese es un pensamiento actual, y en aquella época, era común que aquellos comendadores, tuvieran grandes estancias y es probable que viviera una sola familia y el servicio. También existen galerías medievales que llegaban hasta el fondo de la manzana, actualmente tras la parcelación, han quedado tapados por las posteriores construcciones. En el zaguán, se observan además de suelos embaldosados, suelos empedrados con cantos rodados, lo que indica que servían de entrada y salida para el paso de ganado y caballerizas, pues son mucho más resistentes.

Noticia completa en Lanza Digital

19 septiembre 2007

Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico

Publicado por el Ministerio de Cultura

La Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico se compone, en principio, de dos series: manuscritos e impresos, a los que se unirán otros materiales especiales en el futuro. Se inaugura con colecciones de los fondos de la Biblioteca Pública del Estado en Soria, procedentes del Monasterio de Santa María de Huerta, de la Biblioteca Pública del Estado en Tarragona, procedentes de los de los Monasterios de Santes Creus y Poblet, de la Biblioteca de Castilla-La Mancha/Biblioteca Pública del Estado en Toledo, procedentes de la colección Borbón-Lorenzana, impresos de la Biblioteca Pública del Estado en Orihuela y la colección luliana de la Biblioteca Pública del Estado en Palma de Mallorca.

Las colecciones de manuscritos de Soria y Tarragona, con piezas que se remontan a los siglos X y XI, sitúan al lector en la reconstrucción virtual de una biblioteca medieval en la que podrá consultar manuscritos iluminados y musicales, Biblias y relatos de milagros, textos singulares y documentos de gran valor histórico, así como los principales autores que constituían la base del conocimiento de su tiempo.

En el fondo Borbón-Lorenzana se reunieron la biblioteca del Cardenal Francisco Antonio de Lorenzana, la de Luis María de Borbón y la de otros destacados bibliófilos. Contiene, además de un buen número de piezas singulares, una destacada presencia de manuscritos e impresos vinculados a la actividad del Cardenal Lorenzana en el arzobispado de México, dedicados a la historia, geografía y sociedad de la América española.

Los fondos de la Biblioteca Pública de Palma representan una de las mayores y más importantes colecciones lulianas que se conservan: consta de manuscritos e impresos con las obras del autor en distintos idiomas, acompañada de textos de interpretación y polémicos que muestran toda la recepción de este autor a lo largo de los siglos.

Incunables e impresos han sido seleccionados por su singularidad y valor bibliográfico. Complementariamente se han distribuido en torno a varios ejes temáticos con especial énfasis en la historia local, social y cultural, así como en las manifestaciones de religiosidad popular. A estos temas se añaden la presencia española en América y Asia, la música y el teatro (sobre todo local) y los libros dedicados a ciencia, tecnología, salud pública o higiene.

En la digitalización y gestión de estos contenidos se han seguido los estándares internacionales pertinentes, lo que facilita su recuperación y visibilidad en la Red y su integración en iniciativas internacionales como La Biblioteca Europea.

Características técnicas:

La digitalización de los originales se ha realizado con una resolución de 400 ppp, en color, en una escala de 16,7 millones de colores y 256 gamas de grises.

Utiliza los siguientes estándares: DCMI/ISO 15836, XML MARC Schema, METS, METSRigth, PREMIS y OAIS/ISO14721

Cuenta con un repositorio basado en el protocolo OAI/PMH que permite su recolección a nivel internacional y una mayor visibilidad en los buscadores más importantes (Yahoo, Google ...)

Dispone de un servidor SRU/SRW.

Incluye registros de autoridad equivalentes en todas las lenguas oficiales y en inglés.

Nota completa en la Web del Ministerio de Cultura (en esa misma página, encontrarás el buscador) Descúbrelo por ti mism@, absolutamente imprescindible para estudiar la edad media y moderna.

18 septiembre 2007

Somport: Nuevos hallazgos contribuyen a reconstruir la historia del Hospital de Santa Cristina

Publicado en El Heraldo de Aragón
Soledad Campo

Las nuevas áreas y estructuras que han salido a la luz durante las excavaciones arqueológicas en el Hospital de Santa Cristina de Somport permitirán a los historiadores reconstruir un poco más la "vida azarosa" de este centro de referencia en las peregrinaciones jacobeas. En esta campaña, la más larga de los últimos años con sus tres meses de duración, se ha avanzado en los frentes sur y norte, que han deparado interesantes hallazgos.

En la zona sur del conjunto se ha localizado la antigua claustra, cuya existencia se conocía por documentos del siglo XVI. Junto a ella se ha descubierto una necrópolis de la que no se tenía constancia, todavía sin fechar, de la que se han exhumado nueve cuerpos completos de adultos y niños y varios restos óseos. En la parte norte se han terminado de recuperar los restos del ábside románico, que permitirán conocer cómo era la cabecera de la iglesia. Asimismo se han descubierto los vestigios de un edificio aislado de los siglos XVI y XVII que podría corresponder a la Casa Nova, cuyo uso no está claro, pero que se halla en el lugar donde se encontraba el mesón.

Entre los principales elementos que han aparecido, el director de la actuación, el historiador José Luis Ona, destaca algunas monedas que se están estudiando y un colgante de azabache con un grabado de Santiago peregrino. "Se trata de una pieza preciosa, que está intacta, de unos 7 centímetros de altura y con los dos orificios para pasar el control", describe. Asimismo se han desenterrado una tijera completa y varios relieves románicos que fueron reaprovechados como relleno para la construcción de muros de épocas posteriores.

Mención especial merecen los materiales cerámicos tanto franceses como españoles. A la cerámica gala bearnesa de Garòs surgida en 2006 se ha sumado en esta ocasión "un servicio completo de cocina (platos y alguna escudilla) procedentes de talleres cercanos a Toulouse, muy llamativa por su decoración vidriada con colores verdes y amarillos", subraya José Luis Ona. "Aparentemente no penetraron demasiado en Aragón, pero sí hemos detectado su presencia también en el Hospital de Benasque". También se ha hallado cerámica de reflejos metálicos de Muel, de los siglos XVI y XVII y ollería en verde de los talleres de Jaca.

El "azaroso" devenir que tuvo este establecimiento fronterizo ha quedado patente en las hasta cuatro fases de construcción que se han detectado en algunas dependencias "desde la primitiva época medieval hasta la última del siglo XVIII, lo que viene a demostrar que hubo muchas destrucciones y reconstrucciones - explica José Luis Ona-, y arqueológicamente se ha evidenciado la profusión de fases y reformas". Por ejemplo, menciona que en el último siglo de vida de Santa Cristina, entre el incendio de la Guerra de Sucesión de 1706 y el de 1808 en la Guerra de la Independencia, "hubo tres destrucciones y dos reconstrucciones".

Aunque la excavación arqueológica se ha dado por finalizada, las tareas de consolidación de los restos continuarán al menos durante dos semanas, así como la catalogación y estudio de las piezas rescatadas. Las labores de afianzamiento de las ruinas se han centrado en la conservación de los muros y estancias existentes. Se ha recuperado un muro de unos 25 metros que quedó a la intemperie en los años ochenta y que se estaba desmoronando y cubierto de vegetación.

Los técnicos han realizado un nuevo levantamiento topográfico y se han salvado unas antiguas cañerías y conducciones de agua confeccionadas en madera. Las originales se han extraído para formar parte de los fondos del Museo Provincial de Huesca y se colocarán unas réplicas con fines didácticos. También se ha aprovechado para sacar a la luz el empedrado de la iglesia que se descubrió en 1988 y comprobar así su estado de conservación. Está elaborado con cantos rodados y haciendo dibujos geométricos y florales.

Esta campaña arqueológica, que comenzó el pasado 7 de julio, ha sido financiado por el Gobierno aragonés y ejecutada por al empresa Sargantana S.L. La dirección general de Patrimonio también está en vías de solucionar los problemas de inundaciones que aparecieron a principios de verano, provocados por la colmatación con escombros de la balsa de contención y las canalizaciones que se adecuaron en 2005 para evitar la entrada de agua al recinto histórico.

La intervención, que se espera acometer antes de que el mal tiempo lo impida, consistirá en retirar los escombros y reconstruir el sistema de drenaje y canalización que ya existía. El lugar también se señalizará y se comunicará al Ayuntamiento de Aísa para que conozca su emplazamiento exacto e informe a los promotores de las nuevas actuaciones urbanísticas que puedan acometerse en los alrededores.

Noticia completa en El Heraldo de Aragón