28 noviembre 2010

Exemplum: Cuando el monumento se convierte en símbolo.

Jornadas de Arqueología, Museografía y Urbanismo en el décimo aniversario de la declaración de Tarraco Patrimonio de la Humanidad

Presentación
Este otoño Tarragona celebra el décimo aniversario de la declaración de su legado romano como Patrimonio Mundial de la UNESCO y el Área de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Tarragona con la colaboración de instituciones académicas, sociales, económicas, culturales y políticas ha realizado una serie de actos para dar un nuevo impulso a su labor de divulgación de la historia y valorización del Patrimonio. Esta conmemoración tiene su colofón en las Jornadas Internacionales de Arqueología, Museografía y Urbanismo: "EXEMPLUM - Cuando el monumento se convierte en símbolo. Grandes yacimientos urbanos declarados Patrimonio Mundial"

Son múltiples los edificios romanos conservados en la ciudad de Tarragona y su entorno inmediato: murallas, foro de la colonia, foro provincial, teatro, anfiteatro, circo, calles, termas, casas, acueductos, canteras, grandes tumbas singulares, arcos honoríficos y lujosas villas suburbanas... la vida de la ciudad ha girado durante siglos en torno a las piedras romanas y los tarraconenses se han sentido orgullosos de ser los herederos de la romana Tarraco, una gran ciudad ya descrita por los geógrafos e historiadores clásicos.

La historia urbanística de Tarragona en los tres últimos siglos ha mantenido siempre una relación ambivalente de pasión o incomodidad ante los restos monumentales de su pasado, que solo en fechas muy recientes ha podido ser finalmente regulada por leyes y normativas de una forma amplia.

Por sí mismas, estas ruinas no son ni más ni menos espectaculares que los de tantas otras ciudades romanas que conocemos en las costas africanas o asiáticas del Mediterráneo, pero sí que debe serlo el esfuerzo de una ciudad moderna de más de 120.000 habitantes por convivir de una forma a la vez difícil y enriquecedora con su patrimonio arqueológico monumental. Es esta la eterna disyuntiva por fijar los límites entre la protección del paisaje urbano y la propia lógica de la ciudad como organismo dinámico en constante evolución con retos e intereses siempre diferentes y contradictorios. Una problemática que afecta hoy, por igual, a todas las ciudades históricas con procesos parecidos.

EXEMPLUM, como se refirió Tácito al templo que Tarraco dedicó al emperador Augusto y que “había sido un ejemplo para todas las provincias” (omnes provinciae exemplum).
Conmemorando los diez años de la declaración de Tarraco Patrimonio Mundial y como colofón a toda una serie de actividades ciudadanas que se han desarrollado des del 8 de octubre, el Ayuntamiento de Tarragona quiere analizar estas cuestiones desde una óptica a la vez científica y divulgativa organizando las Jornadas Internacionales de Arqueología, Museografía y Urbanismo: EXEMPLUM - Cuando el monumento se convierte en símbolo. Grandes yacimientos urbanos declarados Patrimonio Mundial.