10 junio 2010

Encuentran un zapato de hace 5.500 años en Armenia, el más viejo del mundo

Publicado en La Vanguardia

El zapato más antiguo del Viejo Mundo (Eurasia) data de hace 5.500 años, es de pequeño tamaño y ha sido encontrado por un equipo internacional de arqueólogos en una cueva en Armenia, cerca de la frontera de este país caucásico con Irán y Turquía. "Se ignora si perteneció a un hombre o a una mujer" ya que pese a ser de una talla 37 europea "podría servir para un hombre de esa época", afirma el arqueólogo israelí Ron Pinhasi, del University College de Cork (Irlanda), autor principal de un estudio sobre el hallazgo, publicado hoy en la versión digital de la revista científica PLoS ONE.

La zapatilla, hecha de una sola pieza de cuero para ajustarse a un pie derecho, fue descubierta en perfecto estado de conservación en 2008 por una estudiante de arqueología armenia, Diana Zardaryan, en la cueva de Areni, en la provincia de Vayots Dzor. Según los análisis realizados sobre varias muestras por tres laboratorios de radiocarbono en el Reino Unido y EEUU, data de alrededor de 3500 a.C, del periodo calcolítico o Edad del Cobre.

Esto lo convierte en el zapato más antiguo hallado en el Viejo Mundo, ya que supera en dos centenares de años a los que utilizó el "hombre de hielo", el famoso Oetzi que fue descubierto momificado en un glaciar entre Italia y Austria en 1991.

El calzado más antiguo conocido hasta la fecha son unas sandalias de fibra y cuero halladas en la cueva de Arnold Research en Misuri, en EEUU, y que tienen unos 8.000 años de antigüedad, explicó a Efe Pinhasi. Los expertos sospechan que el ser humano ya utilizaba calzado hace unos 30.000 años, pero se basan sólo en los cambios observados en el esqueleto del pie y no en pruebas directas, agregó.

El científico subrayó el buen estado de conservación del zapato encontrado en Armenia, de 24,5 centímetros de largo y entre 7,6 y 10 de ancho, gracias a las condiciones ambientales estables de la cueva y a la presencia en el suelo de una gruesa capa protectora de excrementos de oveja.

En el interior de la zapatilla había hierba seca, cuya función se desconoce, aunque podría haber servido para mantener el calor del pie o la horma del zapato. Y también fueron encontrados en la cueva varios recipientes de madera con restos de plantas, fibras, frutas y cereales. Los arqueólogos ignoran el por qué de la presencia de todos estos objetos en la cueva o para qué era utilizada ésta.

"Sabemos que hay tumbas de niños en la parte posterior de la cueva, pero se sabe tan poco sobre este periodo que no podemos decir con certeza por qué fueron hallados juntos todos estos objetos", señaló el investigador.

Según Pinhasi, hay una gran similitud entre la técnica de fabricación y el estilo de este zapato y los de otros descubiertos en periodos posteriores en Europa, lo que indica que este tipo de calzado fue empleado durante miles de años en una zona muy extensa y de gran biodiversidad.