26 diciembre 2009

Valencia: La reforma del Convent del Carme saca a la luz una cripta de 1690

Publicado en Levante
Alfons Garcia

La cripta funeraria de la familia del marqués de Castellfort ha salido a la luz durante la cuarta fase de la restauración del Convent del Carme, en Valencia. Se sabía que estaba ahí, bajo el suelo de la antigua Aula Capitular, desde 1988, cuando se hicieron unas catas en la zona. Pero nunca había sido excavada. Este habitáculo subterráneo fue presentado ayer, durante una visita de la consellera de Cultura, Trinidad Miró, a las obras, que está previsto que finalicen en el primer trimestre de 2011.
La cripta consta de unos 30 nichos, dispuestos en dos muros encarados. Ayer aún permanecían visibles huesos y alguna caja de madera. Los restos, pertenecientes a la familia Castellfort -la misma que a principios del siglo XX se construyó el palacio de Fuentehermosa (hoy sede de la Generalitat) en la calle de Cavallers-, serán trasladados al Instituto Anatómico Forense, para su análisis antropológico.

El arquitecto Julián Esteban (responsable del proyecto de intervención) y la arqueóloga Concha Camps explicaron ayer que la construcción está datada en 1690 y fue utilizada durante el siglo XVIII. El marqués titular de la cripta se reservó un espacio funerario fuera de la cripta, en el Aula Capitular. Parte del pavimento de esta -del siglo XIV y que ha aparecido también en la actuación- fue eliminado para crear la dependencia funeraria. Esta permanecerá accesible tras las obras, pero sólo para investigadores.

Esta cuarta fase -iniciada en mayo pasado- "ha cambiado mucho la lectura del edificio", afirmó ayer Esteban. "Ahora tenemos los conocimientos suficientes para plantear una exposición permanente sobre la historia del convento", señaló. Esta exhibición estará precisamente en el Aula Capitular.

La reforma ha permitido conocer datos incluso de la etapa anterior al convento. Como publicó Levante-EMV el pasado 7 de noviembre, se ha descubierto una casa árabe del siglo XII, con parte de un mosaico y un pozo. Ahora está tapada por tierra, pero estos restos quedarán visibles a través de placas de vidrio. También se ha localizado un nuevo fragmento de la calle de época islámica que ya apareció en la intervención anterior. Por cuestiones constructivas, este hallazgo no podrá quedar a la vista.

El refectorio del viejo convento carmelita es la otra zona de actuación en esta fase, junto con el dormitorio (en la planta superior). Los arqueólogos han constatado en este último que las celdas de los monjes estaban abiertas por arriba. Ahora quedará diáfano -en la etapa de la Escuela de Bellas Artes había tres aulas- y con una cubierta nueva (se elimina la de 1940) a semejanza constructiva de la del siglo XIV. En las paredes no se colgarán pinturas, sino que mostrarán la huella de las distintas etapas del convento.

La consellera Trinidad Miró aseguró ayer que, por ahora, no se plantea llevar a cabo una quinta fase de rehabilitación del Convent del Carme. Al menos, mientras la ayuda del Ministerio de Cultura sea "tan escasa", dijo. La "ilusión", añadió, es que algún día esté completamente recuperado, incluida la parte recayente al Museo Benlliure -donde hay unas naves que habría que comprar-, que estaría ajardinada. La cuarta fase tiene un presupuesto de 4 millones y Miró reiteró su "disgusto" porque Fomento, a través del 1% cultural, sólo paga el 25% y no la mitad. Acusó a Zapatero de "discriminar" al PP en el reparto y dijo que el Centre del Carme vertebrará las grandes exposiciones en la C. Valenciana. a. g.valencia