03 agosto 2009

El yacimiento neolítico de Bisaurri, núcleo de gran interés para la ciencia

Publicado en Diario del Alto Aragón
A.N.F.

La campaña, financiada íntegramente por el Gobierno de Aragón por una cuantía de 15.000 euros, ya ha finalizado y los resultados superan con creces los esperados por los arqueólogos.

"Se trata de un yacimiento neolítico antiguo, sin intrusiones, con un pequeño depósito de la época romana en la parte de arriba y varios niveles de ocupación absolutamente intacto", ha explicado Jaime Vicente, director general del Patrimonio del Gobierno de Aragón en declaraciones a este periódico.

El proyecto todavía se encuentra en una fase muy inicial y, aunque los investigadores son prudentes con respecto a las conclusiones finales, todo parece indicar que las características de la cueva son de una importancia irrefutable para avanzar en el conocimiento de este periodo.

En la prueba arqueológica de Bisaurri se detecta claramente la existencia de innovaciones neolíticas independientes de las poblaciones epipaleolíticas, en las que siempre aparecía como una influencia marginal.

Están aflorando restos de huesos, semillas, cerámicas pre cardiales, y con otras técnicas de impresión, que podrían aportar datos verdaderamente reveladores sobre las formas de vida de este periodo que se sitúa 5.000 años antes de Cristo, "incluso fijar su aparición en la Península Ibérica en épocas mucho más tempranas a lo que se pensaba", apuntó Vicente.

El director de Patrimonio del Ejecutivo autonómico recordó que "la arqueología es ciencia e investigación" y que, como tal, el yacimiento de Bisaurri constituye un punto idóneo para la excavación y no para la explotación cultural o museística.

Los trabajos desarrollados a lo largo de este año tan sólo han supuesto un primer acercamiento a la cueva, pero una vez confirmadas sus posibilidades el equipo de investigación y la institución autonómica ya están estudiando una excavación más ambiciosa para el próximo año.

Se estima que las labores arqueológicas en la cueva de Bisaurri se prolongarán durante unos dos meses y el resto de la campaña se dedicará al análisis e interpretación del material obtenido durante el trabajo de campo.

A la espera de resultados definitivos, de momento es evidente que este yacimiento ribagorzano instalado en pleno corazón del Pirineo altoaragonés está dispuesto a cambiar la percepción que se tiene del proceso de neolitización en la península.

En el futuro, el Gobierno de Aragón también tiene previsto realizar nuevas exploraciones en otras zonas de la comunidad autónoma.

Más fotos en Diario del Alto Aragón

1 comentario:

KI dijo...

Es importante que sigan las campañas para yacimientos...