23 noviembre 2009

Hallados restos humanos bajo los muros del monasterio de San Victorián

Publicado en El Heraldo
Elena Puértolas

El inicio de las obras de consolidación del monasterio de San Victorián de Sobrarbe, cuna del reino de Aragón, ha permitido el hallazgo de huesos humanos de posibles enterramientos bajo los muros de esta edificación del siglo XII. Es la primera vez que se detecta la existencia de estos restos óseos, que tampoco están documentados. Por ello, mientras avanzan los trabajos de rehabilitación del conjunto, se va a iniciar la excavación arqueológica para datar el material recogido.

Los trabajos para remodelar la iglesia, la torre-campanario, el claustro y el antiguo cementerio, en el que el Gobierno de Aragón invertirá 711.000 euros, comenzaron hace poco más de un mes; justo después de la jornada reivindicativa del 4 de octubre, organizada por Chunta Aragonesista, que permitió visitar la parte pública del monasterio, que siempre está cerrado al público. Los sondeos geotécnicos para conocer sobre qué suelos están asentados los muros del claustro, que presentan unas enormes grietas, han permitido detectar estos restos, comenta el director de obra y arquitecto, Joaquín Naval.

Por ello, ya se han solicitado los permisos para que el arqueólogo Javier García, que conoce en profundidad la historia del monasterio, pueda acometer unos sondeos arqueológicos, que le permitan descubrir el material y datarlo. No obstante, el objetivo principal es asegurar la pervivencia del monumento, asegura el director general de Patrimonio, Jaime Vicente.

Aunque Javier García todavía no ha comenzado a trabajar, tras una primera inspección, estima que los huesos podrían ser incluso de los siglos XII-XIII, aunque también es probable que sean del XVI, puesto que existen estructuras de esta época tanto en la iglesia como en el claustro. "No sería extraño que fueran enterramientos de los propios monjes que habitaron en algunas épocas el monasterio", detalla. De esta forma, podrán conocer si estos restos sirven para completar la documentación existente o aportan datos nuevos. Por el momento, también se desconoce la posición en la que pueden estar situados los huesos.

No obstante, la intervención no se plantea como una gran excavación sino que se profundizará un máximo de dos por dos metros, porque de hacerse más grande podría peligrar la estructura del monumento. Los restos de inventariarán y se estudiarán aunque, por el momento, lo prioritario es el conjunto histórico. "San Victorián es junto a San Juan de la Peña y el Castillo de Loarre, un monumento clave en la Edad Media. Y no solo explica la historia de Sobrarbe o de Aragón sino que es mucho más importante en la historia nacional", señala García.

Por ahora, según explican tanto del director general de Patrimonio como el director de obra, los trabajos, que se han centrado en retirar los elementos sueltos de la cubierta del claustro, "avanzan según el ritmo previsto". Ambos aseguran que el hallazgo no retrasará la obra.