10 noviembre 2009

San Esteban de Gormaz.- Descubren tres tumbas del XVI durante la excavación arqueológica en San Miguel

Publicado en El Heraldo de Soria
N. Zaragoza

Los trabajos arqueológicos desarrollados en la iglesia de San Miguel, en San Esteban de Gormaz, han revelado enterramientos en la cabecera de la nave, en la zona más inmediata al altar.

Según confirmaron ayer fuentes del proyecto Soria Románica que asume la investigación en la iglesia sanestebeña, se trata de tres tumbas datadas en el siglo XVI y que previsiblemente corresponden a “sacerdotes, clérigos o personas de especial relevancia para la Iglesia, dada la orientación y colocación de las mismas”.

El hallazgo se ha producido durante la excavación arqueológica que se desarrolla desde hace aproximadamente un mes en el edificio con el objeto de localizar la tribuna del templo adivinada durante los últimos trabajos en la iglesia y de la que, por ahora, “no se han encontrado las evidencias que se buscaban”. Desde Soria Románica confirmaron ayer que “se observan claramente tres tumbas”, si bien aventuraron que previsiblemente hay más, hasta cinco, ya que “ha habido reformas posteriores en el edificio que han tapado partes con hormigón y hay que retirar esas zonas donde presumiblemente aparecerán nuevos restos de enterramientos”.

A pesar de que el descubrimiento ha despertado la expectación en la zona, lo cierto es que desde Soria Románica restan relevancia al hallazgo e insisten en que “es muy común que aparezcan tumbas en las iglesias del siglo XV y XVI ya que entonces era normal utilizar los templos como zonas de enterramientos [como si se tratara de cementerios]. Así apareció en Alcozar, y en otras muchas iglesias de ese momento”, apuntan.

No obstante, reconocen que existe una peculiaridad en las sepulturas localizadas en San Miguel que radica en la orientación de las mismas: “Este hallazgo no aporta nada nuevo porque es una costumbre desde el siglo XV pero efectivamente estas tumbas tienen una disposición diferente que hace suponer que era gente relacionada con la Iglesia, gente que contaba con algún privilegio dentro del clero”. Esta singularidad radica, añaden, en que “las tumbas se localizan en la zona del altar, en una zona de privilegio dentro de la iglesia, y además están mirando a los feligreses, algo que no era lo normal”.

A pesar de este hallazgo, desde Soria Románica insisten en que la localización no supone ningún extra en el trabajo y anuncian que seguirán trabajando para localizar lo que se está buscando, la tribuna del templo. Añaden en este sentido que “se va a excavar la iglesia y también la zona de la galería y, después, se documentará todo b bien”, concluyen.