27 noviembre 2009

La Generalitat desenterrará la momia del rey Pedro el Grande


Publicado en El Periódico
Ernest Alós

el cuerpo embalsamado del rey Pere el Gran abandonará en los próximos meses el sepulcro de pórfido rojo egipcio que lo ha protegido durante 707 años. Los técnicos del Museu d’Història de Catalunya (MHC) ya han confirmado, tras introducir una cámara endoscópica en la tumba, que el cadáver del hijo de Jaume I, conquistador de Sicilia y vencedor del rey de Francia, sigue intacto en el interior de su monumento funerario del monasterio de Santes Creus (Alt Camp). Su estado de conservación permitirá reconstruir en 3D su rostro, recuperar los objetos del ajuar funerario que pudieran existir, analizar el ADN y, con estos resultados, identificar a quién corresponden los huesos mezclados de forma confusa en el panteón real de Poblet (la tumba de Jaume I, por ejemplo, contiene tres cráneos). «Así que, por ejemplo, también podremos reconstruir el rostro de este», aventuró el director del museo Agustí Alcoberro.

El conseller de Cultura, Joan Manuel Tresserras, explicó ayer en Santes Creus en qué ha acabado el proyecto de restaurar las tumbas reales del monasterio –también las de Jaume II y Roger de Llúria, que descansa a los pies del monarca al que sirvió– con motivo de su 850° aniversario: una vez confirmado que la de Pere II –en Catalunya, Pere III como rey de Aragón– es la única tumba real catalana cuyos restos nunca han sido saqueados, se aprovechará la ocasión para emprender un ambicioso proyecto que podría llegar a costar 750.000 euros. Tresserras destacó que el rey, «quien afirmó lo que podemos denominar como el poder catalán medieval», fue enterrado «como un emperador»: de hecho, su sepultura se inspira en la de sus antepasados Enrique IV y Federico II, emperadores germánicos.

EL CUERPO EMBALSAMADO / La exploración previa ya ha mostrado sus primeros resultados. Tras practicar una pequeña perforación en la bañera romana de pórfido reutilizada como tumba e introducir una cámara endoscópica se ha llegado a la conclusión de que el cadáver del rey se conserva en un ataúd de madera sin tapa, bajo un lecho de hierbas aromáticas y cubierto por un tejido del que solo sobresale el cráneo, que descansa sobre un cojín rojo y podría estar cubierto por un casco simple o un casquete de cuero: algo que no coincide con la descripción que hace del enterramiento la Crónica de Bernat Desclot: «banyaren lo; e adobaren lo; e vestiren lo axi com a monge».

Sin embargo, tampoco se puede asegurar que, aunque las características del enterramiento coincidan con todo el ritual de embalsamamiento real medieval, el monarca fuese enterrado con vestimentas e insignias reales como su espada o su anillo, y no solo con hábitos monacales. De momento solo se ha podido identificar, en palabras de la responsable de gestión de monumentos del MHC, Marina Miquel, la presencia del «paquete mortuorio». Lo que sí se ha podido comprobar es la composición de los gases en el interior del sepulcro. Según Miquel. hay trazas de que se utilizaron brea y betún para embalsamar el cadáver y parece que «ya que el sarcófago nunca ha sido estanco, no hay una diferencia entre la atmosfera interior y la exterior» que pueda afectar la conservación del cuerpo en cuanto se extraiga del sarcófago.

El peso enorme de la tumba a la que el rey fue trasladado 17 años después de su muerte, que la protegió del vandalismo tras la exclaustración de los monjes, hará compleja y larga (cinco o seis meses) la intervención. Se desmontará el templete superior (que contiene unos restos óseos de origen dudoso), se suspenderá o retirará la losa de 900 kilos de piedra de Girona que cierra el sarcófago y, si es posible, se trasladarán los restos al Centre de Conservació de Bens Mobles de Valldoreix. Tras su estudio (por primera vez se dispondrá, según Miquel, «de ADN con DNI» que corresponde sin dudas a un rey catalán), los restos mortales volverán a su tumba y los posibles restos de ajuar funerario que se puedan hallar tras retirar el material que envuelve el cuerpo del rey serían restaurados y expuestos en el Museu d’Història de Catalunya.

Encontrarás más información y videos sobre Pedro el Grande y la intervención en su tumba en la web de Patrimonio de la Generalitat de Cataluña. También han colgado una extensa colección de fotos en Flickr.

No hay comentarios: