19 marzo 2010

Las momias del Louvre desembarcan en Alicante

Publicado en El País
Ezequiel Moltó

Las momias de Seramon y Ankhpakhered ya están en Alicante. Los sarcófagos de estos ilustres personajes egipcios se podrán contemplar por primera vez en España a partir del próximo viernes 26 de marzo gracias a la colaboración del Museo Arqueológico de Alicante (Marq) y los museos franceses de Besançon y Louvre de París.

La exposición, integrada por 250 piezas relacionadas con los ritos funerarios en el Antiguo Egipto procedentes de varios museos franceses, se completará con la muestra de diversos objetos de origen egipcio hallados en los yacimientos arqueológicos alicantinos. "Son piezas pequeñas que debieron traer hasta aquí comerciantes fenicios, griegos o cartagineses como obsequio a sus clientes", explica el arqueológico y comisario de la exposición, Manuel Olcina, que destaca la colaboración de los museos de Crevillent, La Vila Joiosa, Guardamar y L'Alcúdia de Elche. Entre estos objetos destaca una botella de cristal con agua del Nilo que se regalaba para "prevenir catástrofes y ahuyentar los malos espíritus", añade Olcina.

La exposición El enigma de la momia, cuyo presupuesto ronda los 900.000 euros, estará abierta hasta el 26 de marzo. José Alberto Cortés, director del Marq, reconoce "el entusiasmo y la expectación" que ha generado la muestra, que para los días de Semana Santa acumula ya casi 4.000 entradas reservadas. "Las momias atraen y fascinan a mucha gente, hay un interés extraordinario por el mundo egipcio", apunta Cortés.

El punto de partida de la exposición es la investigación que realizó el radiólogo francés Samuel Mérigeaud en 2007 al someter a las momias de Seramon y Ankhpakhered a la técnica de escáner, rayos X y TAC con las que consiguió más de 1.500 secciones trasversales que permiten al espectador ver lo que escondían las vendas y los amuletos que les acompañaron en su tránsito hacia la muerte.

En la exposición también destaca la tapa del sarcófago, la estatua de Osiris sobre la que está inscrito el nombre de Seramon y el papiro de Seramon, dos piezas de este sacerdote que proceden del museo del Louvre.

Seramon fue un alto funcionario y miembro de los sacerdotes de Amón que vivió en Tebas hacia el año 1.000 antes de Cristo, y Ankhpakhered vivió 400 años después y se dedicó al dibujo y la adoración al dios Amón, información obtenida gracias al análisis radiológico de las momias.