10 abril 2010

Denuncian actividad en la zona protegida de Sasiola

Publicado en Diario Vasco
N. Azurmendi

La Plataforma de Defensa Medioambiental Mutriku Natur Taldea ha dado a conocer que la empresa Zeleta S.L., que explota la cantera de Sasiola, en Deba, está trabajando en la ladera norte de la misma, a menos de 100 metros del lugar donde se encuentra el yacimiento arqueológido de Praileaitz; es decir, fuera de la zona de prohibición de toda actividad extractiva que el decreto de protección del yacimiento establece en 50 metros, pero dentro de la zona de 100 metros de servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre de la ría del Deba.

Es decir, en la zona en la que de modo cautelar está suspendida toda actividad como consecuencia de un expediente sancionador de la Agencia Vasca del Agua-URA, en el que se establecía que la cantera vulneraba la Ley de Costas de 1998 al explotar, sin los permisos requeridos, la citada zona de servidumbre. La paralización cautelar, derivada de una denuncia presentada en 2007 por MNT, está en vigor desde enero de 2008, y es el principal argumento de quienes opinan que la Ley de Costas protege suficientemente la ladera de Praileaitz, lo que haría innecesario extender al conjunto de la ladera la protección que establece el decreto de 2007, que está en vías de modificación por parte del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco.

Los hechos públicamente denunciados se refieren, concretamente, a los trabajos que se estaban realizando el pasado jueves -tal como muestra la fotografía-, «a unos 60 metros de la cueva de Praileaitz». Aunque este periódico no pudo confirmar ese extremo con la Agencia Vasca del Agua, MNT indicaba que desde ese organismo dependiente del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco se habían remitido dos requerimientos escritos a la empresa para que cesaran los trabajos.

Ya el pasado 25 de marzo MNT alertó de actividades similares en la misma zona, y plasmó la misma en una denuncia por posible delito contra el medio ambiente presentada al día siguiente en la comisaría de la Ertzaintza de Eibar y en un escrito que remitió el día 29 al Director General de URA, en el que se solicitaba, entre otras cosas, que fuera incoado un «expediente de infracción contra la empresa Cantera Zeleta S.L.».

En los próximos días, la ya larga polémica que afecta a la protección de la cueva debarra de Praileaitz I, donde en 2005 aparecieron una serie de pinturas que derivaron en su calificación, en diciembre de 2006, como Bien Cultural Calificado, volverá tanto al Parlamento Vasco como a las Juntas Generales de Gipuzkoa.

El martes, comparecerán ante la Comisión de Cultura y Juventud del Gobierno Vasco la consejera de Cultura, Blanca Urgell, así como representantes de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y de la Asociación Amigos de Praileaitz. A la consejera le corresponderá «explicar la propuesta desarrollada por el Departamento para modificar el decreto» que actualmente protege Praileaitz I, y a los restantes «exponer su valoración» sobre la misma. El miércoles, por otra parte, las Juntas Generales tratarán en pleno una propuesta de resolución del PP que pide extender la protección máxima a 100 metros así como «la protección total de la ladera».