23 enero 2010

Un estudio antropológico pulirá la cronología de los restos hallados en la Vall d'Uixó

Publicado en Levante
Loly Moreno

Un estudio antropológico-forense será el encargado de afinar la cronología de los restos arqueológicos encontrados esta misma semana en las obras de remodelación de la calle Zeneta en la Vall d´Uixó. Pese a se temía no poder datar correctamente los enterramientos por el mal estado de los restos, el hallazgo de nuevas tumbas en mejor estado ha abierto la puerta a realizar un examen más en profundidad de las fosas.

La arqueóloga contratada por la empresa adjudicataria de estas obras, Lidia Salvador, ha explicado que el procedimiento a seguir para realizar este estudio pasa por depositar los restos, en primer lugar, en el museo municipal. Después la misma arqueóloga municipal será la encargada de enviar las muestras que en mejor estado se encuentren al Instituto Anatómico Forense para que se les efectúen los estudios pertinentes que podrán arrojar algo de luz a las muchas preguntas que existen en estos momentos: la edad, el sexo, la causa de la muerte, las lesiones que padecieron en vida, las carencias nutritivas que tenían, incluso, los trabajos a los que se dedicaban.

Lo que se conoce de la necrópolis
Lidia Salvador confirmó que ya se conoce algún dato de esta necrópolis como que se trata de restos arqueológicos moriscos "no demasiado antiguos". Hasta el momento se han localizado un total de nueve fosas de las que se han extraído restos de seis de ellas. Lidia Salvador ha confirmado que los restos encontrados el pasado jueves se encuentran en mejor estado de conservación que los hallados al principio de semana puesto que "los primeros estaban justo al lado de una tubería y del alcantarillado lo que les ha perjudicado bastante".

La arqueóloga señala que se trata de un enterramiento sencillo típico de los moriscos que habitaban la alquería de Zeneta, uno de los siete asentamientos que posteriormente desembocarían en la creación de la Vall d'Uixó como localidad. Los muertos se encontraban enterrados recostados en el lado derecho y con la cabeza hacia La Meca. Como era de esperar, apunta Lidia Salvador, no se ha encontrado en ninguna de las fosas ningún objeto personal, ningún ajuar ya que tan solo se envolvía al fallecido con una tela a modo de sudario.

Lidia Salvador explicó también que estas fosas se cerraban con unas grandes losas de piedra "generalmente de rodeno como las que hemos encontrado aquí".