26 junio 2007

Campanas

En internet puedes encontrar muchas definiciones de campana: en el Diccionario de la Real Academia Española, en Wikipedia,...

Sin embargo, una campana es mucho más que un "Instrumento metálico, generalmente en forma de copa invertida, que suena al ser golpeado por un badajo o por un martillo exterior." Las campanas han sido, y siguen siendo en muchos lugares, la voz de una comunidad. Nacidas de las entrañas de un molde, con la ayuda de un fundidor que previamente ha dibujado su piel en una matriz de cera, cada una de ellas tiene su nombre y su propia voz. A menudo son bautizadas y, a veces incluso condenadas a muerte, como le pasara a Honorata en 1714, que tras el sitio de Barcelona, Felipe V mandó que fuera ajusticiada por haber tocado a rebato contra sus ejércitos. Su cuerpo fue roto públicamente y usado para la fundición de cañones.

Hoy, las campanas siguen recordándonos la hora, la fiesta, los momentos de oración, las despedidas,... pero están perdiendo su mejor aliado, el campanero. Electrificadas, ya no precisan del hombre que las llamaba por su nombre, que conocía su voz. Para evitar que se pierda totalmente este lenguaje, los Campaneros de la Catedral de Valencia han creado la página Campaners.com donde encontrarás gran cantidad de información sobre campanas de toda España: inventarios de campanarios, estudios cronológicos, morfológicos, grabaciones de toques de campana en mp3,...

Por cierto, ¿Sabías que existe un texto fechado entre los siglos XII y XIII que explica el proceso completo de fundición de las campanas? Se llama "De Diversis Artibus" fue escrito por un monje que se hacía llamar Teofilo Lombardo y fue traducido al español en 1997. Puedes leer la referencia a este texto en Dialnet