29 septiembre 2007

Aparecen en Sinovas los restos de diez personas enterradas en la alta Edad Media

Publicado en Diario de Ribera

Los restos de una decena de personas han sido descubiertos recientemente en las excavaciones que se han realizado en la iglesia de San Nicolás de Bari, en Sinovas, dentro del proyecto de restauración de este templo, que es uno de los más importantes de la comarca ribereña. En los trabajos realizados por la empresa UnoVeinte se ha excavado en la entrada principal del templo, que fue el lugar donde estuvo ubicado el antiguo cementerio, y por eso no ha extrañado la aparición de estos restos que en una primera valoración se catalogan como anteriores al siglo XVI, según contaba a Diario de la Ribera el director de la excavación Rodrigo Garnelo.

Entre los restos ha llamado la atención la aparición de un niño que fue enterrado junto a una persona mayor, ubicado prácticamente en su regazo. En total, en los restos descubiertos y catalogados, había tres niños y siete adultos, que han vueltos a ser colocados en el mismo lugar donde aparecieron.

Durante el mes que han durado los trabajos, también se han hecho catas en el antiguo muro del cementerio, una obra que estaba en pie hasta hace medio siglo, y de la que se han encontrado los cimientos. En este lugar han aparecido también muchos restos de cerámica de los siglos XVII y XVIII, con pedazos de loza y cerámica de Talavera que serán trasladados al Museo de Cerámica de Burgos.

Estas excavaciones realizadas son previas al proyecto de restauración del templo, cuya parte más antigua data del siglo XIII y en el que destaca un amplio y rico artesonado. Las obras se desarrollan con la financiación del servicio de restauración del Patrimonio de la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León, con la dirección técnica de Fernando Díaz Pinés.


Noticia completa en Diario de Ribera