28 septiembre 2007

Huesca: La excavación del solar de la Nevería sacará a la luz un sistema de cisternas

Pubicado en El Heraldo
Isabel Gª Macías

La actividad ha vuelto al solar de la Nevería, en pleno centro urbano de Huesca. Los propietarios del terreno, donde hasta cinco años se levantaba el edificio conocido como Casa Vilas, han iniciado la excavación arqueológica ordenada por la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón a partir de los restos que se hallaron en las catas de noviembre de 2006.

Los trabajos, que acomete la empresa Arqueología y Patrimonio Cultural S.A. (APC), permitirán datar con exactitud las construcciones encontradas y determinar su valor, que en la primera aproximación ya se adivinó importante. Fuentes de Patrimonio explicaron que bajo esta esquina, entre el Coso Bajo y la calle de Ramiro el Monje (La Correría) existe un conjunto de cisternas de la época romana que se asocia cronológicamente a otros elementos hallados en el perímetro de la antigua muralla, como los restos del teatro romano que se descubrió en mayo de 2006 en la calle de Canellas, que también hace chaflán con el Coso Bajo.

Las mismas fuentes indicaron que los depósitos hallados, de esmerada fábrica y excavados a gran profundidad, podrían formar parte de un sistema de abastecimiento de agua, ya que se ha observado que a menudo se llenan con agua limpia, es decir procedente de la capa freática y no de los desagües.

La antigua puerta
La excavación se llevará a cabo de forma sistemática para comprobar la extensión del yacimiento y si está o no relacionado con el teatro romano. Los primeros estudios realizados sobre estos restos no descartan, en principio, su vinculación a la puerta de la muralla que estaba esta esquina y que en la época medieval se llamaba de la Alquibla, según explica el historiador Antonio Naval en su libro "Huesca, ciudad fortificada".

Además del conjunto de cisternas, las catas realizadas el año pasado también descubrieron un lienzo de la muralla medieval en extraordinario grado de conservación y con tres metros de anchura por dos de altura. La calidad de los restos encontrados conllevó la realización de nuevos sondeos. Tras el análisis de éstos, Patrimonio comunicó a los propietarios del terreno que era necesario hacer extensivas las excavaciones a toda la superficie del solar al prever que lo que se oculta bajo el suelo es importante.

Noticia completa en El Heraldo

No hay comentarios: